Cómo proteger el hígado en la diabetes

Cómo proteger el hígado en la diabetes

Cuando se trata de diabetes, primero pensamos en el páncreas y la hormona insulina, que regula los niveles de azúcar en la sangre. Por un lado, es lógico: las células pancreáticas producen insulina (se llaman islotes de Langerhans). Por otro lado, el páncreas no es el único órgano que incide en el desarrollo de la diabetes. Hay otro eslabón importante en este proceso: el hígado. Es a través del hígado que la glucosa ingresa al torrente sanguíneo y de allí a todas las células del cuerpo. Este órgano almacena glucosa en forma de glucógeno y trabaja en conjunto con la insulina, por lo que la enfermedad hepática aumenta el riesgo de diabetes. Sin embargo, también existe una relación inversa. Esto se discutirá más adelante.

Cómo regular el hígado los niveles de azúcar en la sangre

La regulacion de los niveles de glucosa en sangre es una de las principales funciones del higado. Este organismo es capaz de acumular, almacenar y producir azúcar. Cuando viene, el hígado almacena glucosa para más tarde, convirtiéndola en glucógeno. Estas reservas se utilizan entre comidas, especialmente durante la noche de sueño. El cuerpo humano necesita energía constantemente, y el hígado debe arrojar «madera al fuego».

Cuando no come, el hígado libera la glucosa almacenada en el torrente sanguíneo para proporcionar energía al cuerpo (principalmente al cerebro). Durante una comida, el hígado deja de producir glucosa y, por el contrario, comienza a almacenarla. La señal para “suspender la producción de azúcar” en el hígado la da la hormona insulina.

En la diabetes tipo 2, el circuito «hígado-insulina» deja de funcionar, porque la grasa llena los hepatocitos (además, la grasa, lo diremos a continuación) y reduce la sensibilidad a la hormona. Como resultado, el hígado secreta glucosa constantemente, tanto durante las comidas como durante el hambre. Como resultado, los niveles de azucar en la sangre se mantienen constantemente altos.

¿Cómo se relaciona el hígado con la diabetes?

Las investigaciones muestran que la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés) a menudo se desarrolla en la diabetes tipo 2. Además, las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de una forma grave de NAFLD, la esteatohepatitis no alcohol, que se acompaña no solo de «obesidad» de las células hepáticas, sino también de un proceso inflamatorio. Con el tiempo, la inflamación provoca la cicatrización de los tejidos: fibrosis hepática, que puede provocar cirrosis. Según el endocrinólogo Kenneth Kusi de la Facultad de Medicina de la Universidad de Florida, “alrededor de tres de cada cuatro pacientes con diabetes tipo 2 o prediabetes tienen exceso de grasa en el hígado y aproximadamente la mitad de ellos tienen inflamación y cicatrización, pero la mayoría ni siquiera sabe al respecto».

También existe una relación inversa: la enfermedad del hígado graso no alcohólico puede provocar el desarrollo de prediabetes y diabetes.

“Una de las muchas funciones del hígado es regular los niveles de azúcar en la sangre, y la acumulación de grasa en sus células interrumpe este proceso. Como resultado, puede circular más glucosa en la sangre, con el riesgo de desarrollar diabetes. Por lo tanto, vemos un efecto bidireccional: NAFLD es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2 y, a su vez, casi siempre se acompaña de esteatosis hepática y muy a menudo de esteatohepatitis, escribe Marina Maevskaya, profesora de la Universidad Sechenov, en su blog

¿Cómo puede una persona con diabetes controlar la condición del hígado?

La diabetes mellitus aumenta el riesgo de enfermedad del hígado graso no alcohólico, EHGNA: aumenta la probabilidad de diabetes. Esto significa que es necesario controlar el estado del hígado en cualquier caso.

La Clínica Mayo, uno de los centros médicos y de investigación más grandes del mundo, cree que la estrategia óptima para proteger el hígado debe incluir:

  • Control de los niveles de azucar bajo la guia del medico tratante
  • Adelgazar y mantener un peso saludable. Por lo general, la diabetes tipo 2 y NAFLD se desarrollan en personas obesas.
  • Reducir la presion arterial alta
  • Controlar los niveles de colesterol «malo» y triglicéridos
  • Restricción de alcohol

Para proteger las células del hígado, es recomendable tomar hepatoprotectores a base de ácido ursodesoxicólico (UDCA). Pero esta no es la única razón por la que UDCA es eficaz en NAFLD. Estudios recientes muestran que los preparados de ácido ursodesoxicólico (Ursosan, por ejemplo) eliminan el exceso de grasa de los hepatocitos y al mismo tiempo activan la autofagia, el mecanismo natural para eliminar la grasa de las células. Por lo tanto, UDCA sirve como prevención de varias enfermedades peligrosas a la vez: desde fibrosis y cirrosis hepática hasta aterosclerosis y desastres cardiovasculares (ataque cardíaco, accidente cerebrovascular).

– Si NAFLD y NASH se detectan en una etapa temprana, su desarrollo puede detenerse y, a menudo, revertirse, principalmente debido a la pérdida de peso debido a una nutrición adecuada y actividad física, así como una terapia farmacológica competente, escribe la profesora Mayevskaya en su blog.

– Por lo tanto, todos los pacientes con diabetes tipo 2 deben ser conscientes de la posibilidad de desarrollar una enfermedad hepática y someterse oportunamente al examen que ayudará a identificarla: ecografía del hígado y pruebas bioquímicas del hígado. Y los pacientes con NAFLD y sobrepeso deben eliminar la diabetes mellitus (la forma más fácil es examinar la glucosa en sangre en ayunas).

¡Tenga en cuenta! Este artículo no es un llamado a la automedicación. Está escrito y publicado para aumentar el nivel de conocimiento del lector sobre su salud y la comprensión del régimen de tratamiento prescrito por el médico. Si se encuentra con síntomas similares, asegúrese de buscar ayuda de un médico. Recuerde: la automedicación puede hacerle daño.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *